martes, 3 de abril de 2012

Los términos del asunto

Hace un par de años habíamos visto cada una por nuestra cuenta la película a la que hace referencia la dirección de este blog. Ella me había preguntado en un email qué me había parecido. Yo me tomé un tiempo para ver la película y otro tiempo más largo todavía para responderle (cosa que sucedió hace un par de meses). Para estrenar el sillón y el televisor, decidimos volver a ver la película hace unas pocas semanas. Yo sólo puedo decir que me gustó mucho más. Me explayo en esto.

En su momento, loq ue más me había gustado de la película era que tomaba el mismo tipo de argumento (mujer aburrida o despechada porque su pareja prioriza su trabajo, busca la aventura, la encuentra con un tipo informal y divertido que la saca de su rutina...). El argumento de siempre pero naturalizando por primera vez el hecho de que el matrimonio en crisis sea el de dos mujeres y que los hijos hayan sido concebidos por inseminación artificial a partir de un mismo donante. No es nuevo que se hable de la conflictiva rutina de las clases medias, es toda una novedad que el cine comercial que la candidaturas de los óscares hable de familias homoparentales.

The kids are all right cuando son deseados y amados por sus madres/padres. Para los niños es lo más normal del mundo vivir en una casa donde son queridos y respetados. La hija en la película dice con total normalidad que tiene dos madres y que son lesbianas. Es el adulto el que traga saliva un segundo antes de decir que las lesbianas son muy cool. La película pone en primera línea que los adolescentes pueden tener conflictos con la autoridad materna (como en cuanlquier casa) y que una mujer se puede sentir seducida por un hombre en el que replican los gestos de su hijo.

Me parece una ternura la escena en la que ellas cuentan cómo se conocieron. Inténtenlo como prueba: cuenten frente a sus amigos cómo conocieron a su pareja. Verán que inmendiatamente se planta una sonrisa boba en la cara.


4 comentarios:

MarMol dijo...

Pero claro que es una gran pelicula.
A nosotras también nos encantó y me parece una buena elección. :-)
Mar.

Fiamma dijo...

Mar: ¡y eso de ver una familia homoparental postulada para el Oscar! Buenos tiempos a los que nos ha tocado asistir, querida.
un abrazo inmenso de todos por aquí.

Erica dijo...

Y además, protagonizada por primeros actores!

Fiamma dijo...

Erica: es verdad, las actuaciones son bárbaras. Ese es el plus que tiene la película: anduvo por el circuito comercial, pasó por la ceremonia de los "oscares", tiene buenos actores. Todo tan natural, tan inclusivo. Yo siempre cuento cómo llegué a ver hace cientos de años "Media hora más contigo" a escondidas, como si fuera una aberración verla.
un beso y gracias por pasar.